¿Cómo adaptar tu contenido para una mejor UX móvil?

experiencia de usuario UX
Compartir:

El comienzo de un gran diseño comienza con el contenido, y para aprovechar al máximo la experiencia de usuario (UX), es muy probable que tengas que hacer algunos cambios y ajustes a éste. Ponte en la piel de los usuarios y piensa como interactúan con las pantallas pequeñas y cómo esto afecta a qué y cuánto quieren leer.

Un mensaje por pantalla

Al contraer el contenido para dispositivos móviles, debes plantear los  elementos para que haya uno en cada pantalla. Aunque el tamaño de los teléfonos parece tender otra vez hacia tamaños más grandes, no tengas la tentación de meter mucha información por pantalla o correrás el riesgo de abrumar a tus visitantes. Los usuarios de dispositivos móviles tienden a hacer varias cosas a la vez. Pueden estar visitando tu sitio web mientras hablan con un amigo en un partido de fútbol. Si tu contenido es simple y directo, con un bloque de texto, imágenes y una llamada a la acción tienes más posibilidades de que capte tu mensaje y haga la elección que deseas.

Prioriza la navegación

Hay muchas cosas que los usuarios tienden a hacer o quieren hacer cuando visitan la versión móvil (responsive) de tu sitio web. Debes asegurarte de que la navegación es sencilla de seguir para poder atraer a los usuarios rápidamente a los elementos que tu quieres. Puede que en tu sitio web de escritorio con un menú de diez opciones funcione perfectamente, pero los usuarios de dispositivos móviles suelen estar más presionados por el tiempo y no tienen ninguna intención de navegar de un sitio a otro hasta que encuentren algo. La navegación debe ser simple y racionalizada. Si no sabes por dónde empezar, analiza el comportamiento de los usuarios en las diferentes páginas de tu sitio web y pregúntate: ¿cuáles son las páginas más visitadas?, ¿están éstas en la línea que quiero seguir? Si has encontrado los elementos clave de navegación, ajusta el contenido móvil en consecuencia.

Piensa como un motor de búsqueda

No juegues el algoritmo. Ya sea que tengas diez visitas por día o diez millones, cuando de dispositivos móviles se trata debes pensar como un motor de búsqueda. Cada palabra, imagen y fragmento de contenido debe ser rápido y sencillo de buscar. Crea contenido de calidad que los usuarios quieran leer y reduce el contenido en la versión móvil. En lugar de tres imágenes en la página de inicio, elije la más importante y úsala. No abarrotes el sitio, aunque la velocidad de la web y Wi-Fi están mejorando continuamente, tu sitio web debe estar accesible para los usuarios que aún tienen problemas de velocidad con sus conexiones. Verifica la velocidad de la versión móvil de tu sitio web con esta herramienta de Google, que te ayuda a mantener el sitio optimizado.

Haz el texto más grande

Pantallas más pequeñas no significan texto más pequeño. De hecho, deberías aumentar el tamaño para facilitar la lectura y que el contenido sea más fácil de digerir.

Opta por un tamaño que permita de 30 a 40 caracteres por línea (aproximadamente la mitad de lo que se recomienda en los sitios web de escritorio).

Escribe «placeholders» significativos

El placeholder (texto dentro del campo input de elementos como por ejemplo, formularios) puede hacer un buen diseño o romperlo. Considera hacer el placeholder más grande de lo normal en la versión móvil de tu web y utilízala en los formularios para que los usuarios sepan exactamente que tienen que hacer y rellenen los campos correctamente la primera vez que entran en tu sitio. Esto es un componente clave en la conversión.

Oculta los efectos innecesarios

Elimina todo lo que no es necesario para el diseño móvil. Aunque las animaciones en el scroll u otros elementos pueden verse increíbles en la versión de escritorio, pueden ser realmente molestas en la versión movil. Tu objetivo es que todo se cargue de manera rápida y sin problemas.

Optimiza la experiencia del usuario con una funcionalidad de «tap» (toque en la pantalla) fácil de entender y que no haga a los usuarios dudar de si han realizado la acción o no. Todo debe ser obvio.

Adáptate a la escala

No hay nada más frustrante que aterrizar en un sitio web responsive en el que todo es muy pequeño. El objetivo de tener un diseño móvil es hacer que el sitio sea accesible para los usuarios de pantallas pequeñas. Debes adaptar el contenido a esa escala. A veces, adaptar el contenido es sólo una reorganización de los elementos.

  • Los elementos alineados horizontalmente en una pantalla de escritorio se pueden apilar verticalmente en la un dispositivo móvil.
  • Las fotos se recortan de forma más cuadrada o vertical en función de la orientación dominante del uso del móvil (vertical).
  • El texto se edita y se recorta para que sea mas breve.
  • La navegación se reutiliza y se coloca en una ubicación diferente.
  • Las llamadas a la acción se convierten en elementos más grandes (casi el tamaño completo de la pantalla).
  • Todos los botones y elementos de “tap” se colocan en ubicaciones de fácil acceso. Esto se hace según la forma en que los usuarios sostienen sus teléfonos.

Si creaste un sitio web responsive y simplemente asumiste que todo estaba adaptado para los usuarios de dispositivos móviles puede que necesites evaluar bien la versión móvil. Es muy probable que tengas que hacer algunos pequeños cambios en el contenido para ofrecer la mejor UX en los dispositivos móviles ya que cada vez son más y más las personas que únicamente utilizan sus smartphones para navegar.

 

Si todavía no tienes una web responsive, o la tienes pero quieres mejorarla no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos.

Contáctanos

Fuente: Design Shack

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies