Cómo definir tu mercado objetivo ideal

mercado objetivo
Compartir:

Nunca debes suponer que sabes quién forma tu mercado objetivo porque podrías estar equivocado.

Cuando se trata de promocionarse, muchas empresas se lanzan directamente al marketing y olvidan pensar realmente en la parte más importante: el mercado objetivo.

Esto es un problema real porque saber exactamente a quién te diriges es la clave para llegar a ellos con éxito, conectarte con ellos y convencerles de comprar lo que estás vendiendo. Por lo tanto, si bien es tentador comenzar a construir tus campañas de marketing y armarte de creatividad, siempre vale la pena detenerse a pensar primero en tu público objetivo.

¿A quién estás apuntando?

Ya sea que se trate de una empresa nueva o de una empresa de hace décadas que prepara una nueva campaña publicitaria, siempre debes preguntarte a quién te diriges. Incluso si vendes productos con un gran atractivo, esta pregunta sigue siendo importante. Los detalles se venden y cuantos más detalles conozcas sobre el mercado al que te diriges y más lo segmentes, más efectiva será tu campaña de marketing.

¿Cómo usan tus clientes actuales tus productos o servicios?

Incluso las personas que usan tus productos o servicios para la misma cosa pueden usarlo por diferentes razones o de diferentes maneras.

La segmentación de tu base de clientes actual por la forma en que usan tus productos o servicios puede brindarte una gran cantidad de información sobre tu mercado objetivo. Las probabilidades son que, si tus clientes actuales adoran tu negocio por un motivo en particular, los posibles clientes que estén motivados por las mismas cosas probablemente respondan al marketing que se centra en el mismo problema.

¿Qué estás tratando de vender?

Esto puede parecer una parte obvia de cualquier campaña de marketing, pero cuando se trata de definir tu mercado objetivo, es importante saber qué estás tratando de vender, especialmente si has realizado algún cambio en lo que estás vendiendo. Muchas empresas intentan utilizar antiguas tácticas de marketing para vender un producto nuevo y luego se preguntan por qué sus resultados son malos.

Ya sea que intentes comercializar algo nuevo o simplemente obtener más ventas para un producto o servicio en particular, es importante pensar en quién es tu nuevo público. Los diferentes productos y servicios atraen a diferentes públicos, por lo que incluso pequeños retoques de lo que estás vendiendo pueden tener un gran efecto en el funcionamiento de tus campañas.

¿Qué está haciendo la competencia?

Por supuesto, quieres destacar frente a la competencia. Pero también puedes aprender mucho de ella, tanto sobre qué hacer como qué no hacer. Por un lado, si deseas dirigirte al mismo mercado, puedes buscar palabras clave o frases que están utilizando para tratar de llamar la atención de su público objetivo. Por otro lado, puedes leer comentarios de sus clientes en redes sociales u otros canales para ver que pueden estar haciendo mal y no caer en los mismos errores.

Tamaño del nicho de mercado

Otra cosa a tener en cuenta al identificar a tu público objetivo es el tamaño de ese mercado. Cuanto más estrecho sea tu mercado objetivo, más fácil será crear mensajes específicos y altamente dirigidos para ellos. Sin embargo, si solo puedes orientar tus productos o servicios a 10 personas con ese mensaje, puede que no sea un mercado al que valga la pena orientarse.

Dado el alcance masivo de las plataformas de publicidad online como Facebook y Google, este no es un problema común, pero es algo a tener en cuenta a la hora de definir tu público. Si te encuentras luchando por apuntar efectivamente al mercado que has seleccionado, es posible que debas dar un paso atrás y ampliar un poco tu audiencia.

Por otro lado, supón que el 3% de personas a las que puedes dirigirte en un determinado canal de comercialización, están listas para comprar hoy y otro 3% pueda convencerse para comprar. Si ese 3 a 6 por ciento de tu mercado objetivo identificado no es suficiente negocio potencial como para valer tu tiempo y dinero, tu público probablemente sea demasiado grande como para ser útil.

Conclusión

Si bien puede ser fácil suponer que sabes quién es tu mercado objetivo y lo que quieres, tomarse el tiempo para pensar realmente en lo que estás vendiendo, a quién le estás vendiendo y cómo venderlo, puede mejorar significativamente tus resultados de marketing. Puede que no sea la parte más glamurosa o emocionante, pero es una parte clave de todas las buenas campañas de marketing.

¿Necesitas ayuda con tu estrategia de Marketing Digital?

Contáctanos

Fuente: Marketing Land

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies