Marketing digital para e-commerce

marketing e-commerce
Compartir:

Con todas las operaciones de marketing online que se están llevando a cabo, puede ser difícil distinguir entre los diversos tipos de marketing digital que las personas usan actualmente.

Los sitios web e-commerce pueden usar todos los canales digitales disponibles en la actualidad para promocionar un producto y hacer crecer sus negocios.

¿Qué es el marketing de comercio electrónico?

El marketing de comercio electrónico es el acto de generar conciencia y acción hacia una empresa que vende sus productos o servicios por medios digitales. Los vendedores pueden usar las redes sociales, el contenido digital, los motores de búsqueda y las campañas de correo electrónico para atraer visitantes y convertirlos en clientes.

Sin embargo, los “marketeros” de e-commerce no necesariamente utilizan estos canales de comercialización de la misma manera que lo haría una marca tradicional o un experto en marketing de contenidos.

Estos son algunos canales de comercialización comunes y cómo deberías usarlos para construir tu tienda online:

Marketing de redes sociales

Marcas, editores, contratistas y empresas en crecimiento lanzan páginas en las redes sociales más populares para conectarse con su audiencia y publicar contenido interesante. Como profesional en marketing de comercio electrónico, puedes hacer lo mismo, pero las campañas que ejecutan podrían verse un poco diferente, y no todas las redes sociales se ajustan a sus necesidades.

Los sitios web e-commerce son muy visuales, después de todo, tienen que mostrar el producto, por lo que su éxito en las redes sociales depende del uso que hagan de las imágenes para atraer la atención y el tráfico a las páginas de sus productos.

Instagram es una plataforma apropiada para las empresas de comercio electrónico porque permite publicar fotografías nítidas de productos y ampliar el alcance de éstos más allá de la página de compra.

El uso de una página de negocios de Facebook para compartir los elogios de los productos es perfecto para las empresas que ya solicitan reseñas de los clientes en su tienda online.

Marketing de contenidos

Cuando escuches «marketing de contenidos«, es probable que pienses en blogs y vídeo marketing: cosas que están destinadas a mejorar la clasificación de tu sitio web en los motores de búsqueda y responder preguntas relacionadas con tu industria. Pero si vendes un producto online, ¿realmente necesitas artículos y vídeos para generar transacciones? ¡La respuesta es SÍ!

La página de compra de un producto debe optimizarse para los términos de búsqueda que incluyen el nombre del producto. Si vendes vestidos de novia, por ejemplo, una búsqueda en Google de «vestido marrón de dama de honor» es más probable que produzca páginas de productos como la tuya. Sin embargo, la optimización de una tienda de comercio electrónico para palabras clave basadas en productos, no es la única manera de convertir visitantes en compradores.

Si administras una tienda de vestidos de novia online, escribir publicaciones en el blog sobre «cómo planificar una boda» puede atraer a todos los involucrados en los preparativos de la boda, sin importar dónde se encuentren en el proceso de planificación.

Mientras tanto, los videos pueden mostrar a las personas la mejor manera de usar tus productos, aumentar la satisfacción del cliente y establecer relaciones a largo plazo con los visitantes del sitio web.

Marketing de motores de búsqueda (SEM)

El SEM es un poco diferente de la optimización de motores de búsqueda (SEO). Si bien el SEO depende de tu conocimiento del algoritmo de clasificación de Google para optimizar el contenido, el SEM puede incluir campañas de pago por clic (PPC), que te permiten pagar los primeros puestos en las páginas de resultados del motor de búsqueda.

En Google, las campañas de PPC garantizan que los compradores potenciales verán un enlace a tu página cuando ingresen los términos de búsqueda que coincidan con los términos de tu campaña.

Email marketing

El marketing por correo electrónico es una de las formas más antiguas de marketing digital, y tiene mucha más importancia de la que a veces se le da.

En un momento en que la privacidad de los datos es alta en la lista de prioridades de un usuario de Internet, no todos los correos electrónicos comerciales son bienvenidos en la bandeja de entrada de los usuarios.

Los vendedores online deben tener cuidado cuándo y cómo agregan a los visitantes del sitio web a su lista de correo. Aquí hay dos formas en que un vendedor de comercio electrónico puede utilizar el email marketing:

  • El seguimiento posterior a la compra

Si un usuario ya ha comprado un producto de tu sitio web y acordó recibir correos electrónicos tuyos durante el proceso de finalización de la compra, el envío de un correo electrónico de seguimiento unos días después de que el producto se entregue, mantiene la conversación y el interés en tu línea de productos.

Puedes pedirles que escriban una reseña del producto que compraron o que lean el contenido original sobre cómo usar lo que acaban de comprar.

  • El carrito de la compra abandonado

Si después de enviar su dirección de correo electrónico, un visitante del sitio web dejó de comprar un producto y abandonó el sitio web, puedes enviar un mensaje cortés al visitante preguntándole si desea completar el proceso de pago.

Estos correos electrónicos pueden marcar la diferencia entre una compra y un cliente perdido.

 

Desde Xperenti podemos ayudarte en la gestión de tus redes sociales con nuestros planes de Community Management, echa un vistazo y contacta con nosotros para mejorar tu Identidad Digital.

Planes

Fuente: Hubspot

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies