Onboarding: Los 20 segundos más importantes de tu aplicación móvil

onboarding
Compartir:

Al igual que sucede en una primera cita, una primera mala impresión hará que la relación de un usuario con una aplicación termine antes de haber comenzado.

Los usuarios de aplicaciones móviles cada vez son más impacientes y exigentes, y cuando descargan una aplicación, esperan impresionarse al instante.

Con una competencia cada vez mayor, es crucial para los equipos de desarrollo mantenerse al día con la demanda de los usuarios. El primer paso y posiblemente el más vital en esa relación, es el “onboarding” (incorporación).

Menos de un minuto para captar a los usuarios

Alrededor del 77% de los usuarios abandonan una aplicación dentro de los primeros tres a siete días de descargarla. Tienes una ventana muy pequeña en la que impresionar a los usuarios primerizos, y en el momento en que comienza la sesión inicial, el reloj se pone en marcha. Una vez que el usuario inicia tu aplicación por primera vez, tienes 20 segundos para impresionarle. Si no has impresionado a tu usuario en ese tiempo, debes investigar el por qué.

Estos son algunos de los problemas con los que puedes encontrarte, cómo evitarlos y algunas de las mejores prácticas de incorporación.

Pides cosas amablemente pero no las consigues

Si los usuarios no califican tu aplicación ni aceptan tus solicitudes de permisos a pesar de los mensajes emergentes, es posible que los estés enviando demasiado pronto.

Uno de los motivos que molestan a los usuarios de aplicaciones móviles es una solicitud para calificar la app o pedir permisos justo después de iniciarla. Desde el punto de vista del equipo de la aplicación, es comprensible que quieras asegurarte de que los usuarios tengan la configuración correcta o que estés ansioso por obtener calificaciones. Sin embargo, desde el punto de vista del usuario, esto puede resultar bastante molesto.

Debemos dar antes de recibir. El onboarding es un buen momento para recordar esto, por lo que debes asegurarte que los usuarios tengan lo que quieren antes de comiences a pedirles lo que tú deseas.

Nadie puede ver lo especial que eres

¿Qué tiene de especial tu app? Hoy en día se necesita algo realmente especial para que una aplicación móvil destaque sobre el resto. Si tienes ese algo especial, el onboarding es el momento de hacer alarde de ello, ya sea la personalización, un fabuloso diseño gráfico, una interfaz de usuario (IU) uniforme o características únicas. No des por hecho que tus usuarios ya conocen lo que tienes que ofrecer. ¡Enséñaselo!

Tus usuarios son muy impacientes

¿Cuántos usuarios están completando el proceso de incorporación de tu aplicación? Si no estás consiguiendo suficientes, echa un vistazo al tiempo que dura el proceso de onboarding. Tal vez estás invirtiendo demasiada energía en crear el tutorial de incorporación perfecto: enseñas a los usuarios cómo aprovechar al máximo cada función de la app para optimizar su experiencia. Pero esto podría no ser lo que quieren.

Con los rápidos e impacientes usuarios de hoy en día, una incorporación progresiva es un buen enfoque. En lugar de bombardearlos con todo al comienzo, dales lo suficiente como para mantener su interés y ve proporcionando más cuando sea necesario.

Los usuarios ni siquiera intentan iniciar sesión

Supongamos que tu aplicación depende de que los usuarios se registren y creen una cuenta. Como resultado, la primera pantalla es para registrarse. Les das tres opciones: iniciar sesión con una cuenta de redes sociales, ingresar un correo electrónico y contraseña existentes o crear una cuenta nueva a través de la dirección de correo electrónico. Tiene sentido, ¿verdad?

En realidad no. Todos saben lo que sucede a continuación: correos electrónicos con recordatorios diarios, boletines semanales que no se han solicitado y no van a ser abiertos nunca, etc. Tiene mucho más sentido para el usuario, encontrar una aplicación que no le pida que se comprometa antes de que esté listo.

Para evitar esto, dales las oportunidad de omitir el registro y experimentar con la aplicación primero.

Las expectativas de tus usuarios son demasiado altas

Al principio, pusiste las mejores características de tu aplicación y te aseguraste de destacarlas. Ofreciste solo la información que los usuarios necesitaban y no les hiciste registrarse antes de que experimentaran con tu app.

Aun así, sigues sin estar contento con la retención de usuarios. Intenta dar un paso atrás para repasar esas primeras impresiones.

No defraudes a tus usuarios. Prometerles una determinada función y no entregarla es una forma muy rápida de decepcionarlos y de que abandonen. Por ejemplo, si tienes un lema pegadizo, asegúrate de que tu aplicación realmente pueda cumplirlo.

Ya has convencido a los usuarios para que descarguen la app. Ahora es el momento de cumplir con las expectativas que has establecido.

Estás jugando a ciegas

Si hay algo en tu proceso de incorporación que no es perfecto, el error más grave que puedes cometer es no verlo.

Una de las mejores maneras de arrojar luz sobre la experiencia de incorporación es mediante el uso de análisis cualitativos, que proporcionan una mirada cercana a la experiencia y el comportamiento de los usuarios, y añaden conocimiento sobre datos cuantitativos (descargas, duración de la sesión, etc.)

Los datos cualitativos aprovechan dos características únicas: grabaciones de sesiones de usuarios y mapas de calor (heatmaps), para identificar exactamente cómo interactúan los usuarios con cada pantalla y cada gesto.

Un mapa de calor es una representación visual que muestra dónde tocan los usuarios y cómo interactúan gestualmente, comprendiendo así mejor los comportamientos de los consumidores y ver las áreas que están causando problemas. Por ejemplo, un gesto insensible en una pantalla de inicio de sesión podría ser la causa de altas tasas de abandono.

Las grabaciones de la sesión de los usuarios te permiten verles en acción y ver por qué la abandonaron.

Conoce a tus clientes para retenerlos

Al final, el onboarding de aplicaciones móviles es como un apretón de manos. Un apretón flojo produce una primera impresión decepcionante y casi imposible de reparar, y un apretón firme puede ser el comienzo de una bonita amistad.

Una pantalla de inicio de sesión o una ventana emergente pueden arruinar toda la experiencia y enviar a los usuarios directamente a la competencia.

Pero cuando sabes lo que les gusta y lo que no, es fácil evitar los principales puntos negativos. Por ello, es especialmente útil monitorear la calidad de incorporación con análisis cualitativos.

 

Ponte en contacto con nosotros si quieres iniciar un proyecto o necesitas optimizar tu App, nosotros te ayudaremos.

Contáctanos

Fuente: Medium

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies