Por qué comprar listas de correos electrónicos es una mala idea y cómo construir la tuya propia

Categoría/s: Marketing, Marketing online
listas de correos electrónicos
Compartir:

«Necesito personas a las que poder enviar correos electrónicos, las necesito ya y que sea económico». Esta es la mentalidad que tienen muchos expertos en marketing cuando hablan por teléfono con una empresa que vende listas de correos electrónicos. Necesitan gente nueva a la que enviar emails para aumentar las ventas. Actuar en ese momento de desesperación puede causar más daño que bien.

Formas en que se pueden adquirir listas de correos electrónicos

1. Comprar una lista de correos electrónicos

Puedes encontrar proveedores que venden listas de nombres y direcciones de correo electrónico basadas en información demográfica y/o psicográfica. Por ejemplo, puedes comprar una lista de 50.000 nombres y emails de personas que vivan en un lugar determinado y que no tengan hijos.

Existen varias maneras sostenibles de utilizar el email marketing para hacer crecer tu negocio, y esta no es una de ellas.

2. Alquilar una lista de correos electrónicos

En este caso también trabajas con un proveedor de listas e identificas un sector para enviarles correos electrónicos, pero en realidad nunca posees la lista. Como tal, no puedes ver las direcciones de email de las personas a las que estás enviando los correos, por lo que debes trabajar con el proveedor para enviar tus emails.

3. Tener una lista de correo opt-in

Ya sea vía online o en persona, alguien voluntariamente te da su dirección de correo electrónico para que puedas enviarles una determinada información. Pueden elegir ciertos tipos de contenido de correo electrónico que desean recibir, como solicitar alertas por correo electrónico cuando se publican nuevas entradas en el blog.

Las direcciones de correo electrónico opt-in (han aceptado explícitamente recibir los emails) son el resultado de ganar el interés y la confianza de tus contactos porque creen que tienes algo valioso que decir.

Cuando se trata de listas alquiladas o compradas, puedes encontrarte con proveedores que dicen: «¡esta lista de correo electrónico es totalmente opt-in!» Esto significa que las personas de la lista optaron por una comunicación por correo electrónico de parte de alguien en algún momento, el proveedor de la lista, por ejemplo.

Sin embargo, estas listas «opt-in» no significan que los destinatarios aceptaron recibir los correos de tu empresa.

¿Por qué no deberías comprar listas de correo electrónico?

1. Violarás las reglas del GDPR

La mayoría de los negocios de todo el mundo están legalmente obligados a permitir que los destinatarios de sus correos electrónicos opten por no recibir los emails que ya no desean recibir. Los contactos deben poder hacer esto directamente en el mensaje del correo.

Las listas de correos electrónicos compradas no son compatibles con el GDPR.

En virtud de esta ley, debes contar con el consentimiento explícito de tus contactos para enviarles correos electrónicos. Explícito, en este caso, significa que la casilla de verificación en la que una persona debe hacer clic para habilitar una suscripción de correo electrónico no está marcada previamente cuando la ve en tu sitio web. Cuando compras listas de correos electrónicos, a las personas que están en él no se les ha otorgado esta opción, lo que hace que no cumplan con la GDPR.

2. Los servicios de email marketing de buena reputación no te permiten enviar emails a listas compradas

Si estás usando un software de email marketing o planeas hacerlo en el futuro, encontrarás que las empresas de buena reputación insistirán en que uses listas de correo opt-in.

3. Las buenas listas de direcciones de correo electrónico no están a la venta

A menos que tu empresa se encuentre en medio de una fusión o adquisición, no encontrarás una lista de correos electrónicos de alta calidad que puedas comprar. Si está a la venta, significa que las direcciones de correo electrónico ya han sido consideradas como no receptivas o no están calificadas para el alcance de marketing.

Si bien las direcciones de correo electrónico compradas pudieron haber tenido valor alguna vez, es probable que hayan sido enviadas por correo basura a los confines de la tierra; de lo contrario, seguirían estando en las manos de la compañía que las vende.

4. Las personas en una lista comprada o alquilada no te conocen

Las listas alquiladas y compradas a veces se extraen de otros sitios web, lo cual, puede decirse que no es una forma muy limpia de adquirir contactos para el email marketing.

Pero digamos que las direcciones de correo electrónico que estás buscando comprar no se cogieron de otro sitio, sino que se obtuvieron legítimamente. Las compañías de compra y alquiler de listas de correos electrónicos podrían decir que esas listas son “opt-in«. Esto suena genial, pero en realidad, no lo es.

Las direcciones de correo electrónico que pertenecen a una lista de «suscripción voluntaria» han optado por recibir correos electrónicos de, por ejemplo, la compañía que vende las listas, pero no de tu empresa. Incluso si el proceso de inclusión incluye lenguaje como «opte por recibir información de nosotros u ofertas de otras compañías que pensamos que podría disfrutar», el hecho es que el destinatario no recuerda haber tenido una relación previa específicamente contigo.

Esto hace que sea muy probable que los destinatarios marquen tus emails como «correo no deseado» cuando lleguen a sus bandejas de entrada.

5. Harás daño a la capacidad de entrega de tus correos electrónicos y a tu reputación IP

Existen organizaciones dedicadas a combatir el correo no deseado. Las Spam Traps (trampas de spam) son, fundamentalmente, herramientas empleadas por los principales proveedores de correo electrónico cuya función es identificar a todos aquellos usuarios que se dedican a enviar correos electrónicos no deseados de forma masiva. Estas trampas identifican cuando se produce un fuerte rebote porque es antigua o ya no es válida, pero aún así recibe un tráfico constante.

Si compras una lista, no tienes forma de confirmar la frecuencia con la que se han enviado correos electrónicos, si las direcciones de correo electrónico en esa lista han sido eliminadas para evitar rebotes o dónde se originaron esas direcciones de correo electrónico.

¿Estás dispuesto a arriesgar no sólo la capacidad de entrega de su correo electrónico, sino también la reputación de tu dirección IP y tu empresa?

6. Puedes parecer molesto

¿Te gusta cuando recibes un correo electrónico de una compañía de la que nunca has oído hablar?

Si alguien no pidió saber de ti aún, no significa que no quieran saber de ti más adelante.

Es tu trabajo demostrarles, a través de un contenido útil y valiosas ofertas, que deben mantenerse al día con tu empresa a través de correo electrónico. Si fuerzas el contenido de tus correos a alguien demasiado pronto, incluso si sabe que tus productos o servicios son una gran opción, correrás el riesgo de perder preventivamente su confianza.

7. Tu proveedor de servicio de correo electrónico te puede penalizar

Comprar listas de correo electrónico no sólo daña su capacidad de entrega y tu reputación de marca, sino que también puede poner en riesgo tu cuenta de correo electrónico. Los clientes de correo electrónico como Gmail, Yahoo y Outlook no quieren asociarse con cuentas que los destinatarios marcan repetidamente como spam.

Los proveedores de servicios de correo electrónico como AWeber llegan tan lejos como el cierre inmediato de tu cuenta si sospecha que estás enviando contenido no deseado.

Cómo hacer crecer una lista de suscripción de correo electrónico

Ahora que has aprendido algunas formas de adquirir listas de correo electrónico, nos centraremos en cómo adquirirlas a través del método adecuado: el método opt-in.

Generar tu propia lista de contactos que han optado por recibir tu contenido no sólo cumple con la regulación legal y protege la reputación de tu marca, sino que también te presenta oportunidades para hacer crecer esa lista a través de relaciones genuinas con nuevos clientes.

1. Crea activos de manera que haya una razón para que las personas te den sus emails

Seminarios web, libros electrónicos, plantillas, etc., todos estos son buenos activos de contenido que las personas pueden considerar lo suficientemente valiosos como para darte sus direcciones de correo electrónico. Cuantos más activos tengas que colocar en las páginas de destino, mejor. Una amplia variedad de contenido hará que sea más fácil atraer a un grupo más amplio de personas.

2. Crea herramientas útiles

Usa herramientas valiosas para que los visitantes de tu sitio web te cambien su dirección de correo electrónico por una demostración gratuita de tu producto y después aprovecha la ocasión para preguntarles que piensan de él en tu primer correo electrónico. Esta es una forma perfecta de romper el hielo.

Promociona tus activos en los canales de comercialización

Ahora que tienes claro qué activos pueden capturar direcciones de email, dedica una cantidad considerable de tiempo para asegurarte de que el mundo los conozca. Existen muchos canales de comercialización. Las redes sociales, el PPC (pago por clic) y el correo electrónico son los más comunes. Pero ninguno proporcionará resultados duraderos como tu blog.

Promueve tus nuevos productos o servicios publicando en blogs sobre temas relacionados y coloca llamadas a la acción (CTA) que conduzcan a la página de destino del producto o servicio.

3. Haz campañas de email marketing creativas

La mayoría de las personas no piensa en el correo electrónico como un canal que genere muchos contactos. Pero debido a que las personas envían correos electrónicos a colegas o amigos, en realidad puede expandir tu base de datos si simplemente facilitas el envío o el intercambio de contenido del correo electrónico a los destinatarios.

Si ya tienes una base de datos bastante grande, también es probable que tengas algunos contactos que se han quedado obsoletos. Si es así, es recomendable ejecutar una campaña de reingreso que pueda ayudarte tanto a limpiar tu lista como a evitar el tipo de problemas de spam y de IP anteriormente mencionados, así como a reactivar contactos antiguos que podrían haberse olvidado de ti.

4. Incluye botones para compartir en tus correos

Considera agregar botones de compartir en tus correos para que los destinatarios puedan reenviar los que más les gustaron a amigos y colegas y que creen que también les podría interesar.

Ten diferentes botones en tus plantillas:

  • Botones para compartir en redes sociales.
  • Botones que enlacen a tu página web donde se realiza la suscripción por correo electrónico.
  • Botones «Enviar a una amigo»que transfiera el correo electrónico a una ventana de redacción para que tus contactos puedan reenviar el mensaje al instante.

Asegúrate de que tu correo electrónico tenga un botón de aceptación para que cada nuevo espectador pueda suscribirse a más correos electrónicos si le gusta lo que ve.

 

Contáctanos

Fuente: Hubspot

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies